+593 74105000 +593 969349384 Av. del Estadio y Florencia Astudillo (Esq.) info@hotelzahir360.com | Reservar

Nuestro Patrimonio Cultural

  • Inicio
  • Nuestro Patrimonio Cultural

Cuenca Patrimonio de la Humanidad

Cuenca, oficialmente Santa Ana de los Cuatro Ríos de Cuenca, es una ciudad del centro austral de la República del Ecuador y es la capital de la provincia del Azuay. Está situada en la parte meridional de la Cordillera Andina Ecuatoriana. Su Centro Histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1999.

Es llamada la Atenas del Ecuador por su arquitectura, su diversidad cultural, su aporte a las artes, ciencias y letras ecuatorianas y por ser el lugar de nacimiento de muchos personajes ilustres de la sociedad ecuatoriana. Cuenta con un paisaje urbanístico que mantiene armonía con el entorno geográfico, destacando en medio su centro histórico, uno de los mejores conservados y más grandes del país. En este lugar se guardan las claves del pasado, allí se mezcla la gente, flores, artesanías, tejidos, bordados, cerámica, platería, entre otros atractivos.

Para la Declaratoria del Centro Histórico de Cuenca como Patrimonio Cultural de la Humanidad se consideró que la urbe ha consolidado un auténtico sitio en el que la mano del hombre ha desarrollado importantes edificaciones unificadas con un espacio geográfico natural excepcional y un grupo humano con sólidas tradiciones culturales que otorgan identidad a nuestra comunidad.

Por ello, es necesario que los ciudadanos y ciudadanas de la «Atenas del Ecuador» tomen conciencia del valor patrimonial de nuestro Centro Histórico y aprendan a amarlo para conservarlo y precautelarlo como un bien que pertenece a toda la humanidad.

En este proceso es de fundamental importancia desarrollar hábitos y comportamientos de ciudadanos conscientes de que habitan un espacio que está destinado al beneficio del género humano.

El gobierno local tiene dentro de sus propósitos proteger el Patrimonio Cultural de la ciudad y por ello considera que la educación de la comunidad a la que sirve es fundamental, a fin de que los habitantes de la urbe tomen conciencia de que el Centro Histórico de Cuenca debe ser preservado y restaurado, mientras varias acciones de conservación se ejecutan constantemente.

La recuperación de bienes culturales como la Casa de las Posadas, la iluminación de iglesias, el adecentamiento de parques y plazoletas, son varias de las acciones desplegadas para proteger el Centro Histórico de Cuenca, en concordancia con los principios que rigen el manejo de una urbe patrimonial.

Por otra parte, el apoyo a las expresiones culturales del Patrimonio Intangible se consolida a través de acciones solidarias del gobierno local para preservar las tradiciones culturales como el Pase del Niño, el Corpus Christi, el Carnaval cuencano, la fiesta de los Santos Inocentes, las tradiciones de la festividad de los fieles difuntos y las celebraciones de la Semana Santa con sus típicas costumbres definidas en la música, la gastronomía o el folclore.